¡¡Resistiré!!

La calle principal del Pinedo, «Carretera del Riu» (antes denominada «Avenida de los Mártires» o más comúnmente conocida como «la carretera del Saler»), divide al pueblo en dos zonas, la parte de la plaza, la playa, las tiendas… y «la otra parte de la carretera», una zona mucho más pequeña y tranquila, dónde crecimos un pequeño grupo de niñ@s. Así es como nombrábamos la zona donde vivíamos (o vivimos).

Nosotros teníamos un punto de referencia para carreras en bici, con patines, corriendo y demás juegos que se van perdiendo en favor de «maquinitas», tablets y demás. Este árbol es un icono para los que crecimos en «la otra parte de la carretera».

Pasan los años y todo cambia a su alrededor, desaparecen campos, desaparece tierra, desaparecen acequias, desaparecen niños, risas, gritos… y aparecen casas, asfalto, coches…

Pero «La Olivera», sí, con mayúscula inicial, resiste a esos cambios, esperemos que por muchos años más.